La espera no es espera

La espera no es espera… ¿A qué se refiere?

Siempre he tenido la idea que el esperar se trataba de dejar pasar el tiempo, ver cómo pasan los segundos, días, meses o incluso años. El esperar me frustraba, el hecho de no saber cuanto tiempo faltaba para lograr u obtener algo que realmente deseaba.


Nuestra cultura nos ha enseñado a tener rapidez o eficiencia al punto en donde nos quita experiencia. ¿Cómo así? El hecho de obtener todo de una manera rápida. Se pierde la tradición, unidad, valores, principios y emociones. Sacrificamos el hecho de poder interactuar y compartir con otros o incluso con nuestra propia familia. Estamos tan acostumbrados que la espera siempre es mala, un momento desesperante e incluso aburrido.

Pero realmente…. No es así como Dios trabaja y Dios ve. Esperar en Dios no es una espera aburrida, desesperada o tediosa.


Esperar nos hace mejores, pasamos por procesos, momentos que solo nos hacen fuertes.





Esperar es de valientes,

Esperar es estar activo,

Esperar es estar expectante,

Esperar es confiar,

Esperar nos llena de experiencia. No es estar atrapados en una etapa en donde estamos esperando que algo nuevo suceda. No nos hace víctimas de situaciones o momentos difíciles que simplemente no podemos cambiar.


Esperar es crecer,

Esperar es persuadir,

Esperar es permanecer,

Esperar es esforzarse.


El esperar nos hace fuertes y felices si lo vemos de esta manera. De hecho, debería ser la única manera porque así es como Dios lo ve. Si viéramos las cosas de esa manera, todo sería diferente.

Cuando esperamos algo, es porque sabemos que algo nuevo y bueno viene. Así que desde ya, agradece por esos momentos de espera, disfrútalos y celébralos. ¿Por qué no agradecer por la espera? Nos anuncia lo nuevo, grande y bueno que viene a nuestras vidas y que Dios tiene preparado.

Así que repito, la espera no es espera. Es un momento en donde debemos de reír, disfrutar y confiar que Dios tiene el control de todo y que algo mejor viene.

Esperar es un espacio en donde aprendemos a amar a Dios aun más que nuestros deseos.

459 vistas

Diagonal 35, Boulevard Austriaco 16-25 zona 16, C.C. Cardales de Cayala, Iglesia Tiempos de Gloria, Guatemala.

(+502) 2228-2700