Haz una pausa

¿Alguna vez te has sentido juzgado?

¿Haz juzgado a los demás?

¿Tu culpabilidad no te deja acercarte a Él?


Todos hemos juzgado y nos hemos sentido juzgados más de alguna vez, pero su palabra es la que nos recuerda esa libertad que nos permite acercarnos a pesar que le hemos fallado.


Quiero que sepas que esa culpabilidad que se siente cuando hemos fallado, el enemigo la usa para con nosotros. No hay peor cosa que sentirse hipócrita o tener ese sentimiento de culpa porque que le hemos fallado. De hecho en su palabra, en Romanos 5:6-8 dice que su sacrificio fue específicamente para nosotros, los imperfectos. Todos somos imperfectos, el único perfecto es Él. Dios te creó perfectamente imperfecto, no espera que seamos perfectos pero sí que busquemos agradarlo y hacer el bien.




Cuando falles, no corras DE Él sino corre A Él. Es cuando más necesitamos de Él, no al contrario. En esos momentos cuando nos sentimos de menos, que nos somos suficientes o que no merecemos de Él es cuando más lo necesitas y con mayor razón debes de acercarte para que te recuerde el motivo y razón de su sacrificio.


Haz una pausa.

Recuerda quién es el que te sacó y levantó de donde estabas. Si lo hizo una vez, lo puede volver a hacer.


En esos momentos es cuando el enemigo nos recuerda constantemente nuestro error y la razón del por qué no levantarnos. No lo escuches, el enemigo siempre te va a querer separa de Dios. Escucha a tu creador, al que siempre te va a estar esperando con los brazos abiertos, al que siempre te va a dar esperanza y una nueva oportunidad para comenzar de nuevo.

No te juzgues ni juzgues a los demás porque si Él siendo Dios no lo hace con nosotros ¿Por qué nosotros si?

0 vistas

Diagonal 35, Boulevard Austriaco 16-25 zona 16, C.C. Cardales de Cayala, Iglesia Tiempos de Gloria, Guatemala.

(+502) 2228-2700