¿Y si fallé?


En mi vida he entendido que no puedo hacer nada para que Dios me ame más. ¡Él YA me ama demasiado! Tampoco puedo hacer nada para que él me ame menos.



La vida de un hijo de Dios es de constante pelea, mantenerse en SANTIDAD Y HONOR. Dios espera que vivamos una vida en Él, que hagamos todas las cosas con amor hacia los demás para agradarlo.


Soy su amado. Cuando pensé que me juzgaría y rechazaría por haber fallado, Él simplemente respondió que me amaba más; que esta orgulloso de mi y no hay nada que pueda hacer para no amarme. No importando mis errores, me amó a mí y a ti también.

Como cuando un hijo falla y cae, el padre esta para levantarlo, limpiarlo y abrazarlo. Nada de lo que el hijo haga cambiará el amor que le tiene el padre desde antes que naciera.


¡Ya quiero ver lo que Dios hará contigo! Con tu vida y la vida de los que mas amas y te rodean. Dios quiere ser parte de tu vida, Él te dará lo que necesitas.

Tu seguridad,

Tu identidad,

Validación,

Amor,

Y cualquiera que sea la necesidad lo encuentras en ÉL.


Y estoy segura que te lo quiere dar, pero… ¿lo buscas?

Su palabra dice que él ve los anhelos de nuestro corazón y los concederá. Si lo buscas, no tendrás la necesidad de decirle lo que necesitas porque él lo verá y te lo dará cuando menos lo esperes.


Recuerda,

Tu identidad esta en Él y no hay nada que puedas hacer para que te deje de amar.

243 vistas

Diagonal 35, Boulevard Austriaco 16-25 zona 16, C.C. Cardales de Cayala, Iglesia Tiempos de Gloria, Guatemala.

(+502) 2228-2700